Proponer al viajero un destino que lo sorprenda, lo entusiasme, lo relaje y lo haga vivir algo distinto a la vez. Tarea tan difícil hoy en día, pero si los hacemos viajar a esos lugares únicos, junto a otros destinos no tan explorados y con infraestructura de categoría, podemos cumplir esas expectativas.

Combinar destinos argentinos tradicionales con otros que nos puedan dar una buena sorpresa, ese es el objetivo. Un ejemplo de esto es combinar la visita a las Cataratas del Iguazú con una estadía en un hotel de Esteros como Puerto Valle.

Refugiado en la naturaleza, a tan sólo 55 Km del aeropuerto de Posadas, a orillas del Río Paraná y ofreciendo un exclusivo acceso a la Laguna Valle (Reserva Natural del Iberá). La propiedad, cuenta con acceso privado a los Esteros del Iberá y se ubica a tan solo 350 Km de las Cataratas del Iguazú, lo que la convierte en la combinación perfecta.

Una antigua casona de 1868 con paredes de adobe, techos altos y amplios espacios albergan las 5 habitaciones Casco. Mientras que otro espacio, con 8 habitaciones Deluxe, se destacan con sus terrazas individuales y amplios ventanales que permiten disfrutar de las vistas. Todas con exquisita combinación de arquitectura, decoración y cuidados detalles.

Su propuesta imperdible es “Descubrir los Esteros”. Luego de atravesar campos, plantaciones y bañados con vehículos propios, se llega al embarcadero, donde los huéspedes emprenderán una verdadera aventura, navegando a lo largo de un canal hasta llegar a la Laguna Valle. Caimanes, Carpinchos, Venados de las Pampas, Ciervos de los pantanos y Lobitos de río son algunos de los animales que podrán observarse de cerca a lo largo del camino.

Mientras la embarcación solitaria recorre las costas de la laguna, en medio de la exuberante vegetación los viajeros intentaran identificar alguna de las tantas especies de aves que pueblan este ecosistema.

A medida que cae la tarde, nuestro guía ofrecerá una degustación de delicias correntinas, acompañadas por la más tradicional de las bebidas del lugar: el mate.

Entre otras actividades el hotel ofrece travesías en kayak, cabalgatas, avistaje de aves.

La gastronomía con el sello de Guido Tassi, un parque de 14ha diseñado por el reconocido paisajista Carlos Thays, una huerta orgánica, piscina, palapa, quincho, biblioteca completan la propuesta.

Por

Directora Editorial

Escribe un comentario