Kheris Rogers es una de las únicas cinco alumnas afroamericanas de su colegio. Eso generó que, desde muy pequeña, sus compañeros blancos se rieran de ella. Un día, su hermana Taylor de 22 años, la vio llegar del colegio muy triste Entonces escribió un tuit que se convirtió en el origen de la nueva marca de remeras: Flexing in my complexion (cómoda en mi propio color de piel).

La frase tuvo más de 83.000 likes y casi 31.500 retuits. Esto le dio fuerzas a Kheris para lanzar su propia línea de remeras con el mensaje creado por su hermana.

Ahora cuenta con una tienda online donde ella misma posa con sus diseños. Las remeras se venden a partir de 15 euros. “No importa lo clara u oscura que sea tu piel, solo debes saber que eres bonita y que no es tu color de piel lo que determina tu belleza”, asegura esta pequeña inspiradora.

Escribe un comentario