La medicina hiperbárica cuenta con más de 200 años de historia, a lo largo de estos años tanto la medicina en sí misma como el tratamiento con oxigenación hiperbárica (TOHB) han sido objeto de numerosos trabajos de investigación mostrando grandes resultados en pacientes afectados por diferentes patologías.

Se sabe que el TOHB es conocido por reducir los riesgos de padecer úlceras y pie diabético, incluso es indicado para lesiones de estadio avanzado porque ayuda a evitar la amputación, infección y hongos. Según los médicos de BioBarica acorta un 50% el tiempo de recuperación tras una lesión pero además genera otros beneficios aplicados a distintas circunstancias.

Ahora bien, ¿qué es?

El tratamiento con Oxigenación Hiperbárica (TOHB) es un método no invasivo que consiste en suministrar oxígeno a altas concentraciones en una cámara hiperbárica presurizada a un mínimo de 1.4 atmósferas ATM (superior a la presión atmosférica ambiental normal que es de 1 atmósfera). Así, la persona está respirando oxígeno 100%. Este gas se transporta a la sangre, y logra alcanzar incluso a los tejidos dañados.

¿Para que se indica?

Los profesionales médicos indican TOHB para tratar las siguientes patologías

·         Clínica Médica: fibromialgia, migrañas, acúfenos, sordera súbita, fatiga crónica. En el caso de acúfenos y sordera súbita, debido a que el aporte de oxígeno desinflama el oído interno. En el caso de fibromialgia: los efectos sobre neurotransmisores y su acción desinflamatoria reducen los dolores producidos por esta enfermedad.

·         Heridas: úlceras, pie diabético, escaras, quemaduras, injertos, heridas post quirúrgicas. Ayuda a la cicatrización.

·         Traumatología: enfermedades articulares y ligamentarias, pre y post quirúrgico, traumas, lesiones, rehabilitación, osteomielitis.

·         Deportología: lesiones musculares, de ligamentos, de tendones. Síndrome de fatiga subaguda y crónica, recuperación post ejercicio.

·         Neurología: ACV, esclerosis múltiple, alzheimer, lesiones de médula espinal. Y también Parkinson, ya que reduce notablemente los síntomas de la enfermedad al redistribuir el flujo sanguíneo a nivel del sistema nervioso central y estimular la reparación de tejidos nerviosos.

·         Neurología infantil: parálisis cerebral, espectro autista, TGD, cefaleas.

·         Reumatología: artritis, artrosis, fibromialgia, vasculitis, esclerodermia por sus efectos desinflamatorios.

·         Oncología: lesiones por radioterapia, tumores.

·         Rehabilitación: post acv, lesiones con daño cerebral, lesiones musculares, osteoarticulares, postquirúrgicas y traumatismos. Rehabilitación de pacientes neurológicos: Parkinson, Alzhéimer.

¿Cuáles son los beneficios para la salud?

·         Aumenta la oxigenación en todos los tejidos, incluso aquellos que están dañados

·         Tiene efectos antiinflamatorios a partir de la vasoconstricción

·         Estimula las células que producen colágeno

·         Estimula la respuesta inmunológica

·         Aumenta el flujo sanguíneo, sobre todo en tejidos mal irrigados

·         Tiene acción bactericida y bacteriostática

·         Acelera los tiempos de cicatrización en heridas

·         Produce angiogénesis, que es la estimulación de la formación de vasos sanguíneos

·         Favorece la desintoxicación de gases y toxinas

·         Acelera los procesos de rehabilitación en lesiones de ligamentos, huesos, articulaciones o músculos

·         Estimula la diferenciación de las células formadoras del hueso favoreciendo la osteogénesis y reparación ósea

·         Disminuye síntomas relacionados con depresión, ira, tristeza o fatiga

·         Interviene en la regulación del estrés oxidativo

·         Reduce la fatiga muscular

·         Aumenta la energía a nivel celular

 ¿Cómo es el tratamiento? ¿Cuánto dura y como hay que prepararse?

La sesión es relajante y placentera. Por eso se sugiere ingresar con ropa cómoda y sin calzado. Los pacientes también pueden ingresar con almohadas, mantas, música y libros para aprovechar el tiempo. La duración y frecuencia de cada sesión puede variar. Actualmente existe un consenso entre los especialistas para que las mismas duren de 60 a 90 minutos, en cámaras hiperbáricas de menos de 1.5 ATA con una frecuencia entre 2 a 6 veces por semana. Una sesión no actúa como remedio, en el sentido que tiene una vida media determinada, por lo tanto cuantas más sesiones, mejores resultados. La duración y la frecuencia de las sesiones deben ser indicadas por el profesional médico con el objetivo de obtener la máxima eficiencia en el tratamiento.

¿Quién indica el tratamiento?

La indicación de la terapia hiperbárica siempre la tiene que realizar un médico. No se habla del TOHB como una cura, sino como un tratamiento complementario que acelera los tiempos de recuperación y alivia determinados síntoma dependiendo las patologías. Las cámaras hiperbáricas, generan una hiperoxia en el cuerpo, básico y fundamental para el correcto funcionamiento celular.

El cuerpo humano puede vivir 3 semanas sin alimento, 3 días sin agua pero solo 3 minutos sin Oxígeno.

Asesoró:

Dra. Mariana Cannellotto

Directora Médica de BioBarica. (MN 108482)

Más información: www.biobarica.com

Escribe un comentario